OCHA también reportó el confinamiento y expresó, además, que la población teme una retaliación por parte del grupo armado ilegal que ahora domina la zona. Entre tanto, según la Personera Castillo, funcionarios de varias entidades estatales esperan un parte de seguridad de la Policía Nacional para poder ingresar a la vereda y atender a los pobladores.